31 de enero de 2011

También lo es.


Porque es simplemente maravilloso el sonreír a una persona, 
incluso sin conocerla siquiera, 
y que te devuelva la sonrisa.

Sí, pero, ¿sabes qué?

También es realmente maravilloso el que una persona,
sin conocerla siquiera, te sonría
y tú, tú poder devolverle la sonrisa.



1 comentario: