30 de mayo de 2011

Sin más.




Hay veces que simplemente tienes ganas de sonreír, sin más.
Pues bien, no reprimas esas ganas y sonríe.



No hay comentarios:

Publicar un comentario