12 de octubre de 2011

Ocurrió, ocurre, ocurrirá.




Y, de repente, ocurre.
Y, de repente, sientes, simplemente felicidad, 
y sientes, simplemente felicidad, porque ha ocurrido, 
ha vuelto a ocurrir.

Y sabes, que con esa felicidad repentina, 
han llegado nuevas sonrisas.





No hay comentarios:

Publicar un comentario